Olivos en Uruguay

Olivos en Uruguay

Los Olivos en Uruguay son las primeras plantaciones que datan de los años 40 y 60 del siglo XX en los departamentos de Río Negro y Paysandú. Actualmente, el 60 % del área plantada está constituida por nuevas plantaciones distribuidas en los departamentos de Colonia, Canelones, Lavalleja, Maldonado, Rocha, Treinta y Tres, Durazno y Rivera. Se estima que la superficie total a nivel nacional se aproxima a las 10.000 hectáreas.

El olivo denominado científicamente “Olea europea”, es un árbol muy longevo, caracterizado por tener un tronco retorcido y copa redondeada. Su origen parece ser de una amplia zona que incluye Irán, la costa de Siria y Palestina.

De la oliva se extrae, a través de un prensado en frío, el aceite de color dorado o verdoso, denso y con un particular aroma. La demanda de este aceite a nivel mundial está aumentando, principalmente en mercados nuevos y de alto poder adquisitivo como Japón, Australia y Canadá.

Estudios de mercado del aceite de oliva concluyen que en nuestro país el consumo continuará creciendo poco a poco. Se valora cada vez más el uso del aceite de oliva, ya sea por sus propiedades gastronómicas, como por su contribución al mantenimiento de una dieta saludable.

En la última década, el aceite uruguayo ha obtenido premios mundiales y gana espacios por excelencia en los mercados más exigentes. Buena rentabilidad y ningún conflicto con el medio ambiente hacen de la olivicultura un sector muy atractivo para inversores de todos los orígenes. Se plantan unos 350 árboles por hectárea. La olivicultura es una tendencia de la última década, la novedad sedujo a muchos inversores que no tenían antecedentes en el mundo agropecuario.

En 2012 se produjeron 550 toneladas de aceite, de las cuales se exportaron 12. Pero teniendo en cuenta que las plantaciones todavía son jóvenes, la producción seguirá en ascenso. En 2000 había apenas 500 hectáreas de olivos en el país, es decir que el área ha aumentado 20 veces y la mayoría todavía no están en plena producción.
Los olivos son una opción de inversión y exportación que está sólidamente instalada y viene creciendo en Uruguay.